MMIAH - socios

Recuperación y valorización del patrimonio marítimo, militar e industrial del litoral del Espacio Atlántico.
Ayuntamiento de Ferrol. Galicia (ES)

Ferrol es una ciudad en la costa atlántica en el noroeste de España. Tiene una población urbana de 68,308 (2,016) y una población del área metropolitana de más de 192,167 en una región llamada «Comarca de Ferrol», de aproximadamente 613,4 km2. La ciudad de Ferrol ha sido un importante centro de construcción naval durante la mayor parte de su historia. Ferrol es una de las ciudades gallegas con un mayor patrimonio cultural. De hecho, Ferrol ha presentado en 2018 la candidatura a Patrimonio de la Humanidad de la Unesco como «Ciudad de Ferrol: Puerto de Ilustración» («Cidade de Ferrol: Porto da Ilustración»).

 

El puerto de Ferrol, debido a la configuración especial de la ría y su orografía, es uno de los más seguros del mundo. A finales del siglo XVI, Felipe II decidió que la ría de Ferrol se usaría como base para la Armada Real. En el siglo XVIII, Ferrol fue designada capital del Departamento Marítimo del Norte, y Felipe V ordenó la creación del Arsenal Real y un Astillero en el pueblo de A Graña. Más tarde, Fernando VI ordenó la construcción de un gran astillero en la ciudad de Ferrol, dedicado casi exclusivamente a la construcción de barcos para la Armada. Así es como nació el Puerto Ideal de la Ilustración, el nombre bajo el cual Ferrol aspira a ser reconocido como Patrimonio de la Humanidad.

 

Ferrol tiene su origen medieval junto al mar en el antiguo muelle de «Curuxeiras», donde se encuentra el barrio más antiguo de la ciudad, «Ferrol Vello». Algunos años más tarde, en el siglo XVIII, se construyó el astillero más grande de España para setenta barcos, con todos los elementos necesarios para su construcción y defensa del pueblo. Es un arsenal defensivo militar y de la construcción naval.

 

Al mismo tiempo, durante este siglo, fue necesario construir una nueva ciudad para todas las personas que trabajaron en el Arsenal. Para ello, se planificó y construyó el barrio de la Magdalena. Este barrio se llama «la tableta de chocolate» por su planta, y está muy bien conservado en la actualidad.

 

Hay una ruta llamada «Ferrol Modernista» que recorre los edificios más importantes de este estilo. Rodolfo Ucha fue un gran arquitecto de esta época y hay muchos ejemplos de sus edificios, tanto privados como públicos.

 

En Ferrol hay grandes sitios históricos que deben ser preservados porque explican la historia y la memoria de la ciudad; y muchos de ellos tienen un gran valor patrimonial, incluso están declarados Bienes de Interés Cultural (BIC).

 

Otros ejemplos de patrimonio están relacionados con la arquitectura militar, marítima y atlántica, la ingeniería y el paisaje, como el Castillo de San Felipe, algunos bastiones y casas de la Guardia y todo el sistema defensivo costero de la Ría de Ferrol. También hay muchos elementos patrimoniales de valor arqueológico en toda la ciudad.

 

Todos estos elementos constituyen un patrimonio singular y la señal de identidad más importante de este lugar, junto con el patrimonio natural que incluye muchos lugares de interés paisajístico. Esta es la razón más importante por la cual este patrimonio debe ser preservado. Es relevante entender la historia, guardar la memoria y la identidad del lugar.

 

El patrimonio de Ferrol sigue siendo bastante desconocido y debe recibir el reconocimiento que merece mostrarse como tal.

Câmara Municipal de Ílhavo. Centro (PT)

Ubicado en el centro de Portugal y doblemente atravesada por los canales de la Ria de Aveiro, la municipalidad de Ílhavo tiene cerca de 75 km2 y cerca de 40.000 habitantes, teniendo, a norte, la barra, que une la laguna y el puerto al océano atlántico, que se extienden por una amplia área verde de floresta de pinos y cerca de 7 km de arenal dorado, en las playas de Barra y Costa Nova.

 

La historia de Ílhavo, así como la de la región à donde se incluye, es profundamente marcada por los dramáticos cambios sufridos al largo de los siglos por la línea de costa. Hace cerca de diez siglos atrás la Ria de Aveiro aún no existía. La embocadura del río Vouga sería, entonces, una amplia bahía abierta al mar. Así que, con cerca de nueve siglos de vida documentada, no extraña que la origen de Ílhavo se relacione con la llegada de legendarios navegadores que, entrando por el río, aquí se i. Muchos años después, los emprendedores Ílhavos serán ellos mismos para fundar numerosas comunidades piscatorias al largo de la costa portuguesa, por su vocación marítima y pesquera. Esta vocación será especialmente reconocida en la primera mitad del siglo XX, época en la que se destacaron por el coraje y tenacidad de sus capitanes, marineros y pescadores del bacalao en los mares árticos y atlánticos que bañan las costas de Terranova (en Canadá) y en Groenlandia.

 

Al largo de los siglos, han sido económicamente relevantes para Ílhavo las industrias de transformación del pez, la producción de sal, la pesca artesana, la construcción naval y las actividades portuarias. Además, Ílhavo era también una comunidad especialmente creativa y ha desarrollado la industria cerámica, y especialmente la porcelana, después de empezar a laborar la fabrica de Vista Alegre, en 1824. Actualmente, y en el futuro, la “Economía Azul”, asociada al aprovechamiento y a la transformación de los recursos marinos, con destaque, aún, para el bacalao, bien como empresas de referencia mundial en los sectores de la mecánica, electrónica y la cerámica, a que se añade el turismo, son las fundaciones de la actividad económica local, basada en la Creatividad y en la Innovación.

 

 

Sazonada por el sal y por el sol, por la brisa marina y por el aroma de pino, la naturaleza de los Ílhavos es jubilosa y fuerte, audaz y creativa. La aventura del trabajo diario, cuantas veces trágica, no ha logrado apagar las maneras dulces de estas mujeres y estos hombres que, sabiéndose privilegiados por habitar este territorio singular, pleno de belleza escénica, entre juegos de rayos de luz y mareas, se entregan al trabajo y al ocio con la misma energía, ilusión y orgullo de su cultura y de su identidad. De esa manera de ser son testigos el Museo Marítimo de Ílhavo, el Navío Museo Santo André, en honor a los que, ayer y aún hoy, han dedicado su vida a las pescas, sean ellas lejanas, costeras o en la laguna, y también a las actividades en la ría.

 

 

Además del más alto faro de Portugal, en Playa de Barra, desvelado vigilante de la seguridad marinera, y de las conocidas casitas de rayas – palheiros, de Costa Nova, otras interesantes referencias podrá aquí apreciar… Los grandes equipamientos públicos como el Museo Marítimo, que ha sido referido recientemente como un de los museos más espectaculares del siglo XX, por su arquitectura, son frecuentemente objeto de distintos premios internacionales de arquitectura. También el CaisCriativo, un edificio totalmente construido en madera, sobre la duna, y evocativo de las tradiciones constructivas de la Playa de Costa Nova, es muy apreciado. Le recomendamos también a conocer las recuperaciones de la Biblioteca Municipal y del Hotel en Vista Alegre à donde antiguos edificios se amplían y integran construcciones históricas de referencia.

 

El Mar por Tradición es, como en ninguna otra municipalidad, la divisa de Ílhavo.

Ville de La Rochelle. Poitou-Charentes (FR)
Ayuntamiento de Cádiz. Andalucia (Huelva, Cádiz and Sevilla) (ES)

LA CIUDAD DE CÁDIZ.

La ciudad de Cádiz es un municipio español situado en el sur de la Península Ibérica, en el extremo suroeste de Europa, en la región autónoma de Andalucía. Es la capital de la provincia que lleva su nombre y forma parte de la zona urbana de la Bahía de Cádiz, el tercer núcleo de población más grande de Andalucía.

 

 

Está a orillas del Océano Atlántico, cerca del Estrecho de Gibraltar y no lejos de África.  Gracias a su ubicación, Cádiz goza de un clima maravilloso durante todo el año, con más de 300 días de sol al año. Un aspecto destacable de su clima es la intensa luz, viva, colorida y alegre que invade la ciudad. Su belleza natural confiere a Cádiz un encanto especial, elogiado por poetas y artistas.

Es una ciudad de fácil acceso y muy bien comunicada por carretera, avión, tren y barco. Cuenta con una extensa red de autopistas, servicio de tren de alta velocidad (AVE Sevilla-Madrid), los aeropuertos de Jerez, Sevilla y Málaga, y su puerto, que es una importante terminal comercial y de cruceros.

LA HISTORIA DE CÁDIZ.

La situación geográfica de Cádiz ha influido directamente en su historia. Su ubicación estratégica aseguró su importancia comercial, militar y marítima, ya que el puerto comercial fue superado por un papel más militar y defensivo según lo exigían los acontecimientos históricos.

La historia de Cádiz se remonta a más de 3.000 años, cuando fue fundada por los fenicios alrededor del año 1100 a.C. Después de la fundación de los fenicios, pronto se convirtió en un importante punto de comercio en las rutas marítimas de la antigüedad.

La ciudad alcanzó una gran prosperidad a lo largo de la época romana, y a medida que cayó el Imperio Romano, también lo hizo la fortuna de la ciudad de Cádiz.

Durante la Edad Media, la gran ciudad abierta de la antigüedad fue cediendo poco a poco el paso a una ciudad amurallada más pequeña.

Con la llegada de Alfonso X a Cádiz, la fortuna de la ciudad resurgió, al establecerse el monopolio del comercio con África, que permanecería en la ciudad hasta principios del siglo XVI. Cádiz se convirtió en una especie de punto de inflexión geográfica en el comercio europeo.

En la era de los descubrimientos, el resurgimiento de la ciudad continuó a través de un nuevo monopolio comercial con América y siendo sede de la Casa de Contratación y de la Flota de Indias.

En 1596, tras el saqueo de la flota anglo-holandesa en Cádiz, se propuso fortificar la ciudad, dotándola de un dispositivo defensivo capaz de resistir sucesivos ataques. El ambicioso plan proponía un perímetro de murallas, que cubrían los límites de la ciudad, salpicado de fuertes y bastiones, cuya forma se desarrolló a lo largo de los siglos de la Edad Moderna. A mediados del siglo XVIII, el territorio gaditano ya estaba completamente amurallado, y fue reconocido como un espléndido ejemplo de arquitectura militar.

Un elemento destacable del patrimonio marítimo gaditano son sus «Torres Mirador», elementos muy característicos de la arquitectura gaditana de los siglos XVII y XVIII, desde las que los comerciantes podían ver la llegada de los barcos al puerto.

El desarrollo urbano del centro histórico de Cádiz se ralentizó en el siglo XIX, cuando se construyeron importantes edificios religiosos, civiles y militares durante este periodo.

Además del patrimonio militar, la industria tabacalera y sus astilleros destacan por su papel en la historia de Cádiz, estos sectores e industrias asociadas que se convirtieron en la columna vertebral de la economía gaditana. En los últimos años, el Ayuntamiento de Cádiz, ha estado involucrado en la recuperación de gran parte de las construcciones defensivas e industriales, la arquitectura y las infraestructuras de la ciudad. Los activos recuperados se utilizan ahora para usos de alto valor público y social, como usos educativos, culturales y de ocio.

 

 

La rica historia de Cádiz ha dejado muchas huellas que se reflejan en su importante Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural, tanto en su tejido urbano con bellos espacios abiertos e impresionantes edificios, como en sus costumbres y legado etnológico.

Pôle métropolitain Caen Normandie métropole. Basse Normandie (FR)

El Distrito Metropolitano de Caen Normandía (DNMD) es una institución pública creada mediante un acuerdo entre instituciones públicas de cooperación intermunicipal con su propio sistema tributario, con vistas a acciones de interés metropolitano, a fin de promover un modelo de desarrollo, desarrollo sostenible y solidaridad territorial.

 

 

El CNMD se caracteriza por una fuerte complementariedad entre los territorios urbanos y rurales. Esta especificidad y la calidad de vida vinculada a ella deben valorarse y constituir una fuente de atractivo para las empresas y sus empleados, así como para los visitantes y turistas franceses e internacionales.

 

El 1 de enero de 2016, Baja y Alta Normandía se fusionaron para convertirse en una región llamada Normandía. El territorio del distrito incluye la antigua Baja Normandía, que se compone de tres departamentos, Manche, Calvados y Orne y casi todas las aglomeraciones.

 

La antigua Baja Normandía limita al norte y al oeste con el Mar del Canal durante unos 470 km, al noreste con el territorio de la Alta Normandía, al sureste con la región del Centro Val de Loire, al sur con el Pays Región del Loira y al suroeste por Bretaña. Con una superficie de 17.589 km2, la antigua Baja Normandía alberga a 1.473.494 habitantes (censo de 2010). Los principales sectores económicos que estructuran la economía del territorio son la agricultura, la pesca, la industria, la construcción y el turismo.

 

Normandía se ha beneficiado de una situación geográfica privilegiada (eje del Sena, proximidad a París y Gran Bretaña …), una red hidráulica densa, materias primas fácilmente explotables e importantes recursos energéticos (nuclear y ENR), y ha visto el desarrollo de Muchas actividades desde la Edad Media. Los sectores del vidrio, metalurgia, textil, fresado, papel y cuero son particularmente florecientes. El trabajo se lleva a cabo en casa por una fuerza laboral esencialmente rural, en talleres dispersos en el campo o en la ciudad, en los numerosos molinos que se extienden sobre el territorio, o incluso en establecimientos de tipo industrial (fábricas de vidrio, altos hornos y refinerías). fábricas, etc.).

 

 

 

Normandía y el mar son una historia más que milenaria, también es uno de los múltiples activos de Normandía, en términos de comercio y pesca gracias a sus ricos y abundantes recursos naturales, pero también por la calidad del entorno de vida que ofrece su entorno, por la belleza y diversidad de sus paisajes y sus espacios marinos.

 

Tanto en el mar como en la industria, el dominio militar está muy presente en Normandía. En 1944, el 6 de junio y durante el largo verano que siguió, hombres de todo el mundo llegaron a Normandía para luchar para repeler a la Alemania nazi y restaurar la Libertad. Normandía guarda para siempre los rastros de esta historia y cada año recordamos y rendimos homenaje a los veteranos estadounidenses, británicos, canadienses, belgas, daneses, holandeses, noruegos, polacos, australianos, franceses y sus hermanos de armas, a aquellos héroes que perdieron su vida aquí durante todo el verano de 1944, y descansa en cementerios dispersos por toda la región. Los normandos, como se suele ignorar, también pagaron un precio muy alto en estas terribles batallas.

 

Plymouth City Council. Devon (UK)

El puerto de Plymouth tiene una rica historia marítima basada en la pesca, el comercio y una larga y continua asociación con la Royal Navy. El mar ha tocado la vida de todos los que han vivido o visitado el puerto. El mar sigue dando forma a la ciudad moderna.

 

 

Plymouth se encuentra en el suroeste de Gran Bretaña en la zona occidental del Canal de la Mancha. Plymouth Sound es un puerto natural en el punto de encuentro de los ríos Plym y Tamar, que proporciona rutas navegables hacia el interior hasta West Devon y East Cornwall. Originalmente una pequeña ciudad, Plymouth primero prosperó como un centro de pesca y comercio. El comercio local, costero y continental creció de manera constante, especialmente a través de del Canal a Francia y España. Plymouth también fue con frecuencia el puerto de partida o regreso de las expediciones militares inglesas contra sus rivales europeos.

 

En el siglo XVI, los marineros locales se habían familiarizado con cruzar el Atlántico en expediciones de pesca y el interés en el comercio del Atlántico creció constantemente. Plymouth se convirtió en un foco para el desarrollo y suministro de colonias inglesas tempranas en América del Norte. Se construyó un nuevo muelle para acomodar el aumento del comercio y, en la década de 1590, se construyó la Leat Drake´s Leat para suministrar un suministro adecuado de agua dulce al puerto. Una nueva fortificación, el Hoe Fort, custodiando contra la amenaza española.

 

Durante el siglo XVIII, la ciudad de Dock-Devonport se hizo más importante que su vecino medieval. Entre ambas quedó la ciudad más pequeña de Stonehouse. Aunque las «Tres ciudades» permanecieron separadas hasta 1914, prosperaron juntas a medida que la ubicación geográfica del puerto se hacía más importante estratégicamente. Para la década de 1780, Plymouth y sus vecinos se habían convertido en una base militar y naval clave, vital para la defensa de la nación. Las «Líneas del Muelle», que protegían al Dockyard del ataque, pronto fueron reforzadas por una serie de pequeñas fortalezas. La presencia de los militares fue apoyada aún más con grandes hospitales construidos para este fin y bloques de cuarteles.

 

Con la derrota de Napoleón, el trabajo ya estaba en marcha en el rompeolas de Plymouth, construido para proporcionar un anclaje seguro para la Royal Navy cerca del Naval Dockyard. El autónomo Royal William Victualling Yard se construyó a continuación. En el siglo XIX, Plymouth se convirtió en la puerta suroccidental de Gran Bretaña hacia los océanos del mundo.

 

En el siglo XX Plymouth jugó un papel importante durante las dos guerras mundiales y durante la Segunda Guerra Mundial, Plymouth se convirtió en una de las ciudades más bombardeadas del Reino Unido. La ciudad fue replanificada y reconstruida en gran medida en el período posterior a la guerra, con un centro de la ciudad de nuevo diseño y extensas propiedades en los suburbios para la construcción de nuevas casas con industrias que ofrecen trabajo en las cercanías.

 

Plymouth se había orientado más hacia el turismo en las décadas de 1920 y 1930, aunque la reconstrucción y apertura al público del pionero Faro de Eddystone en Plymouth Hoe de John Smeaton en la década de 1880 «arrojó una luz» sobre los potenciales. La Asociación Barbican ayudó a salvaguardar partes de la «ciudad vieja» pero, posiblemente, desde 1970, el 350 aniversario de la navegación de los «Peregrinos de Mayflower», ha habido un énfasis creciente en la protección del entorno histórico construido y el turismo cultural.

 

En la década de 1980, los militares se estaban consolidando y, a nivel local, varios de sus activos de patrimonio comenzaron a estar disponibles para el nuevo desarrollo, incluido el Royal Naval Hospital, Mount Wise, Mount Batten y el Royal William Yard. En el sector mercantil, lo mismo sucedió con el puerto histórico de Plymouth en Sutton Pool y, más recientemente y en la actualidad, en Millbay Docks.

 

Una mayor atención a la preservación y reutilización del tejido histórico y las oportunidades para aumentar el acceso público ha crecido como respuesta. En la era actual, aunque el astillero naval sigue siendo uno de los más grandes de Europa occidental, en parte se está ahora reconstruyendo y se está volviendo más accesible para el público. Por otro lado, es probable que prosiga el proceso en otros lugares, como la histórica isla de Drake, el Royal Marine Barracks de Stonehouse de finales del siglo XVIII e incluso, posiblemente, la propia Ciudadela Real del siglo XVII,…

 

 

En el pasado y en el presente, Plymouth está directamente relacionado con los viajes marítimos de aventura y exploración, cargamentos, muelles y almacenes, llegadas y salidas de pasajeros, industrias y comercios locales, incluida la construcción de buques y reparación de buques, comerciantes y comercios marítimos. El hilo conductor ha sido el astillero naval, los militares, las fortificaciones y otros edificios asociados. Por lo tanto, es el momento adecuado para esto …

Comhairle Cathrach Chorcai. Southern and Eastern (IE)

STATIO BENE FIDIS CARINIS – UN PUERTO SEGURO PARA LOS BARCOS

Cork es la segunda ciudad de Irlanda, ubicada en el suroeste del país en el extremo oeste del segundo puerto natural más profundo del mundo. Si bien se conoce un asentamiento y una fundación eclesiástica en Cork desde los tiempos de los primeros cristianos, los vikingos reconocieron y capitalizaron la ubicación favorable de Cork como un «puerto seguro para barcos» hace más de mil años. Construyeron una ciudad en una isla en la marisma del estuario en el punto en el que era más fácil construir un puente en el ancho río Lee. La ciudad conectaba rutas terrestres desde el norte hasta el resto del mundo a través del río Lee y el puerto de Cork hacia el sur, y como tal, ocupaba una ubicación estratégica en la topografía circundante. A medida que la ciudad prosperó a través del tiempo, se recuperaron nuevas tierras para su expansión a través de la recuperación de la marisma circundante, y su forma urbana cambió de un asentamiento isleño a una importante ciudad medieval amurallada después de la conquista normanda. Desde los comienzos de la era moderna, Cork era a menudo el último puerto antes de que los barcos salieran de Europa, y desde el siglo XVII, la ciudad y el puerto de Cork sirvieron como puerto de aprovisionamiento para los barcos que se dirigían al oeste hacia el Atlántico abierto y al nuevo mundo.

 

La construcción de muchas fortificaciones militares alrededor del puerto de Cork desde el siglo XVI refleja el interés de los británicos en las ventajas geográficas y estratégicas de Cork como puerto naval, su proximidad a un puerto natural profundo y sus ricos territorios agrícolas. En el lado oeste del puerto, Elizabeth Fort y el castillo Blackrock custodiaron la ciudad amurallada expandida, mientras que la entrada al puerto fue defendida por las fortalezas de Camden, Carlisle y Westmoreland (ahora conocidas como Davis, Meaghar y Mitchell). Cinco torres Martello y la base de la Royal Navy británica estaban salpicadas alrededor del puerto; También se construyeron molinos de pólvora, un fuerte y puestos de artillería alrededor de la ciudad.

 

Las fuentes documentales y los registros atestiguan la historia post-medieval de Cork como un importante puerto de provisiones para los muchos barcos que se embarcan en viajes internacionales. Los talleres del Puerto de Cork, almacenes; la casa de los capitanes del puerto; el dique y la red de transporte; las murallas del muelle de la ciudad; el mercado de la mantequilla y las líneas de los ‘caminos de la mantequilla’; la grúa Firkin; la antigua Aduana y muchas de las estructuras existentes que sobreviven en la ciudad moderna son un testimonio de la importante historia económica y social de la ciudad. La actividad mercantil y la prosperidad de Cork se reflejan en el número de diferentes casas de reuniones religiosas disidentes establecidas en Cork, con rutas comerciales y redes desarrolladas a través de su trabajo. Muchas hermosas casas y villas de estos comerciantes adinerados se alinean en el camino de Cork a lo largo de las orillas del Lee, mientras que las casas adosadas de 4 pisos que sirven de alojamiento para los pasajeros de barcos aún sobreviven dentro del tejido moderno de la ciudad.

 

Desde mediados del siglo XIX, muchos aventureros emigrantes, así como convictos, partieron de la ciudad de Cork y de las ciudades adyacentes alrededor del puerto. Las prisiones en Spike Island (Westmoreland / Fort Mitchell) y Elizabeth Fort fueron dos lugares importantes en los que miles de hombres y mujeres irlandeses fueron detenidos (a menudo por delitos menores) antes del viaje forzado durante los años de Hambruna. La quema de Cork en 1920 durante la Guerra de Independencia de Irlanda dio como resultado la reconstrucción y modernización de grandes porciones del centro de la ciudad; sin embargo, el puerto y el muelle de Cork logran mantener muchas características y gran parte de su carácter en su patrimonio marítimo, militar e industrial.

 

El Ayuntamiento de Cork reconoce que un elemento crucial de la identidad moderna de Cork es atribuible a su cultura y herencia, y está comprometido con la protección y la mejora de los muchos elementos que reflejan su importante desarrollo histórico. Reconoce que al hacerlo, puede lograrse de una manera viable y sostenible en el futuro la cohesión social y el crecimiento de su industria turística con beneficios económicos asociados.

Limerick City and County Council. Southern and Eastern (IE)

La ciudad de Limerick tiene casi 1.100 años y le da el nombre a «The Limerick», un popular poema cómico de cinco líneas, que se cree que se deriva de los Maigue Poets of Croom, Co. Limerick, del siglo XVIII. Limerick ha sido un asentamiento vikingo, una ciudad medieval amurallada, una ciudad georgiana y ahora es un área metropolitana moderna y vibrante con un interior rico e histórico. El perfil cultural de Limerick es tan múltiple y diverso como sus ciudadanos y el paisaje.

 

Limerick fue fundada por los vikingos alrededor del 922 dC y está situada a la cabeza del estuario de Shannon. Se dice que Limerick fue elegido porque las embarcaciones vikingas no podían viajar más río arriba debido a las Cataratas de Curragower.

 

El estuario tiene 97 km de largo, es de marea y es el hogar del mayor puerto natural de aguas profundas de Irlanda (Foynes), Limerick Docks, mientras que Foynes también fue un transatlántico Flying Boat Seaport.

 

 

La catedral de Santa María, en la parte más antigua de la ciudad de Limerick, fue construida en el siglo XI y sigue siendo el edificio más antiguo de Limerick que todavía se utiliza para su propósito original.

 

Los normandos capturaron Limerick en 1195 y dejaron su sello en la ciudad: el castillo del rey Juan; Los muros de Limerick y el sistema de gobierno local. Todos ellos sobreviven hasta el día de hoy. A lo largo del período medieval, Limerick se convirtió en un importante lugar de poder y, en 1413, el rey Enrique V le otorgó una carta que hizo de Limerick una ciudad-estado independiente.

 

En la década de 1530, los Tudor trajeron cambios importantes a Limerick. El protestantismo llegó a Irlanda. En 1603, la corona inglesa controlaba toda Irlanda por primera vez. Limerick perdió la mayor parte de su independencia medieval. El siglo XVII fue el siglo más violento de Irlanda y la historia de Limerick. La ciudad sufrió cuatro terribles asedios en 1642, 1651, 1690 y 1691, ya que la ciudad era un escenario central en las guerras europeas.

 

Después del cuarto asedio, se firmó el Tratado de Limerick. Patrick Sarsfield y los otros líderes católicos abandonaron Limerick e Irlanda. El vuelo de los Gansos Salvajes comenzó. Desde la década de 1760, los muros de Limerick fueron derribados para permitir que la ciudad se expandiera.

 

El siglo XIX fue un período de grandes cambios con muchos servicios públicos y sociales introducidos. Limerick tomó parte importante en los eventos que llevaron a la independencia irlandesa. Se establecieron las industrias tradicionales más famosas de Limerick, incluidas las cuatro fábricas de tocino (que le dieron a Limerick el apodo de Pigtown); molinos de harina; productos lácteos; Fábricas de confecciones y confecciones. En 1919, fue el escenario de una huelga general conocida como el Soviet de Limerick cuando el comité de huelga dirigió la ciudad durante dos semanas. En 1922, fue asediado durante la Guerra Civil. En el último medio siglo, Limerick se ha convertido en una ciudad moderna.

 

Estos cambios coincidieron con el establecimiento del Instituto Nacional de Educación Superior (NIHE), el precursor de la Universidad de Limerick en 1972. En 2014, el Consejo de la Ciudad de Limerick y el Consejo del Condado de Limerick se unieron para convertirse en una sola autoridad, iniciando una nueva era para la ciudad.

 

Limerick está lleno de historia y patrimonio, con algunos de los mejores sitios prehistóricos y medievales de Irlanda. Es un lugar divertido y creativo con una vibrante escena cultural, artística y musical que se celebra en los numerosos festivales y eventos que se celebran a lo largo de los años.

 

En 2014, el gobierno irlandés designó a Limerick como la primera ciudad nacional irlandesa de la cultura. Limerick es un centro deportivo de excelencia y la capital del rugby de Irlanda. Grandes aventuras esperan a aquellos que desean explorar el diverso paisaje físico del condado.

 

 

Un gran atractivo para las personas que viven y trabajan en Limerick es su accesibilidad a algunos lugares de belleza natural que le dejarán sin aliento, desde el majestuoso río Shannon hasta el deslumbrante Lough Gur, con sus paisajes y folklore cautivadores, junto con una gran cantidad de arqueología e historia que data de los tiempos de la Edad de Piedra.

 

Limerick también es una puerta de entrada a algunos de los paisajes más espectaculares de toda Europa; Wild Wild Way, que incluye el mundialmente famoso Burren y los acantilados de Moher y otros impresionantes paisajes de la costa atlántica.

Liverpool City Region Local Enterprise Partnership Destination Management Organisation. Merseyside (UK)

La región de la ciudad de Liverpool es un área económica y política de Inglaterra centrada en Liverpool, que incorpora los distritos de las autoridades locales de Halton, Knowsley, Sefton, St Helens y Wirral. Una población de más de 1,5 millones y una economía por valor de £ 29.5 mil millones y más de 600 000 empleos.

 

 

La economía de los visitantes, con un valor de 4,3 mil millones de libras esterlinas y que da soporte a más de 51,500 empleos, continúa desarrollándose como un sector de gran crecimiento que aporta beneficios económicos y ventajas de reputación a la región de la ciudad.

 

Liverpool está madurando como un destino para visitantes con una ciudad de patrimonio internacional e importancia cultural, con dos catedrales y un paseo marítimo que forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Además de la ciudad, áreas como Sefton & Wirral también ofrecen un rico panorama de experiencias para visitantes, celebrando, reflexionando y construyendo sobre el patrimonio marítimo e industrial que ayudó a dar forma al mundo moderno, en particular a Port Sunlight y Lord Street, Southport.

 

Liverpool es una ciudad construida sobre su patrimonio marítimo y la influencia del comercio mundial. El litoral de Liverpool se convirtió en Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2004, centrado en Liverpool como una ciudad mercantil marítima. El Patrimonio de la Humanidad se extiende a lo largo de la línea de costa desde Albert Dock, hasta Pier Head y hasta Stanley Dock, y luego sube a través de los históricos distritos comerciales.

 

En 1715, se inauguró el primer dique húmedo comercial en Liverpool, el Old Dock. El Albert Dock en la costa de Liverpool fue un triunfo arquitectónico que se inauguró en 1846 y fue la primera estructura en Gran Bretaña que se construyó con hierro fundido, ladrillo y piedra. A finales del siglo XIX, el 40% del comercio mundial pasaba por los muelles de Liverpool.

 

Liverpool se convirtió en la segunda ciudad del Imperio Británico a mediados del siglo XIX. El crecimiento masivo de la ciudad como una fuerza marítima global condujo a una enorme extensión de muelle a lo largo del siglo XIX, que finalmente se extendió siete millas a lo largo de la orilla del río Mersey. La disminución gradual del comercio a través del puerto de Liverpool después de la guerra hizo que todos los muelles del sur, incluido Albert Dock, finalmente fueran innecesarios en 1972.

 

Después de una importante regeneración e inversión, en 1988 se completó la remodelación del Dock y se inauguraron la Tate Liverpool. En la actualidad, Albert Dock es un exitoso complejo de usos múltiples con tiendas, bares, restaurantes, hoteles, oficinas, viviendas y atracciones culturales, rodeado de espacios públicos abiertos y un enorme espacio acuático. Atrae a 6 millones de visitantes al año. Toda el área es un lugar donde se celebran eventos públicos y festivales y se encuentra en el centro de un sitio del Patrimonio Mundial. Sin embargo, los desafíos del futuro incluyen cómo Albert Dock conservará su carácter distintivo y su modernidad al tiempo que conserva su patrimonio.

 

 

En nombre de la región de la ciudad de Liverpool, la Asociación de empresas locales de la región de la ciudad de Liverpool (LLEP) es el líder del proyecto nominado para el proyecto Interreg de MMIAH. Como parte de este rol de supervisar la ejecución de toda la actividad local en cada uno de los programas de trabajo 3-5, también será responsable de liderar el Programa de Trabajo 5 en nombre de la asociación MMIAH, que implica el desarrollo de un plan director estratégico para Liverpool y producir el documento técnico final para todo el programa (Programa de trabajo 3). El enfoque geográfico será el área del litoral de Liverpool desde el Albert Dock / Kings Dock hasta las áreas de la zona portuaria. Los resultados de esta actividad también contribuirán a un documento de planificación espacial para el icónico litoral de Liverpool para garantizar que los activos de patrimonio marítimo e industrial del área se conserven y contribuyan a su oferta turística a largo plazo. Algo fundamental para desarrollar esto es el Albert Dock, dado que es un ejemplo de cómo el patrimonio industrial abandonado puede ser reutilizado para el turismo y actúa como un catalizador para un programa más amplio de regeneración social y económica.